Sitio destinado al encuentro y unión, para obtener un ámbito de comunicación, difusión, debate y fomento para el desarrollo de la apicultura. Apicultura Uruguay.

Suscribete a Apicultura Uruguay y recibe las noticias en tu correo

Búsqueda de artículos:

ASAMBLEA NACIONAL DE APICULTORES URUGAUY 19 DE NOVIEMBRE 2016

lunes, 16 de septiembre de 2013

Miguelete y Pantanoso:5.000 veces más bacterias de lo admitido

Miguelete y Pantanoso registraron deterioro creciente en el año 2012

Informe de IMM sobre arroyos detectó que tienen 5.000 veces más bacterias de lo admitido

María Orfila @orfilamaria - 16.09.2013

Diez millones de unidades de coliformes fecales por 100 mililitros de agua de los arroyos Miguelete y Pantanoso fue el peor hallazgo del Servicio de Evaluación de la Calidad y Control Ambiental de la Intendencia de Montevideo (IMM) en 2012. Esto denota una presencia bacterial sumamente riesgosa para la salud humana: es 5.000 veces más del límite permitido por la normativa. En sus orillas viven 338 mil personas. El informe anual 2012 del Programa de Monitoreo de Cuerpos de Agua brinda más datos que dejan atrás récord pasados. “Ninguno es bueno”, dijo a El Observador Beatriz Brena, directora de Unidad de Calidad de Agua de la IMM. Tras 2011, año en el que se catalogó a seis arroyos urbanos como “pobres” y a tres como “muy pobres” –entre ellos el Pantanoso– se esperaba una mejoría de las mediciones. Los malos resultados se explicaban, en parte, por las obras del Plan de Saneamiento Urbano IV que finalizaron en 2012.No obstante, se encontraron algunos valores de coliformes fecales y de nutrientes muy por encima de los peores de los últimos 10 años.“Los problemas de los cursos de agua de Montevideo son mucho más graves que los del río Santa Lucía porque tienen que ver más con residuos sólidos”, apuntó Brena.La comuna extrajo 31.148 toneladas de basura, plásticos y chatarra, entre otros desechos, de los arroyos y cañadas de la ciudad durante 2012. Y la solución, para la experta, es compleja: que la población deje de tirar basura y la erradicación de los asentamientos. 
Sin lugar para los cisnesEl arroyo Miguelete se extiende por 22 kilómetros. En sus márgenes viven 325 mil personas. En 2012 registró un incremento en la toxicidad de poco más de 1 unidad tóxica a casi 6 unidades tóxicas (nivel tóxico).El trayecto superior atraviesa una zona rural donde hay industrias que vierten sus efluentes al curso. Aguas abajo, al sur de Instrucciones, el Miguelete corre entre varios asentamientos. Es allí donde recibe la mayor carga que lo pudre: el descarte de la clasificación de los residuos sólidos. Pero desde 2011 se sumó otro factor que también ha impactado sobre el arroyo Pantanoso: el vertido de las obras de construcción de la nueva red de saneamiento. Son descargas importantes pero puntuales que Brena había catalogado como “temporarias”, pero que todavía no se han podido resolver.Desde que el Miguelete cruza Aparicio Saravia hasta que desemboca en la bahía, los valores de coliformes fecales excedieron el límite de la normativa vigente (2.000 coliformes fecales cada 100 mililitros). Tres muestras registraron más de 10 millones de coliformes fecales: 5.000 veces más del límite permitido. Esta acumulación se encontró a la altura de la cañada Casavalle y de Luis Alberto de Herrera. “Un valor de 1 millón de coliformes fecales es agua residual de las que circula por las alcantarillas”, ilustró Brena. Las bacterias requieren oxígeno para la descomposición  y, por lo tanto, se lo arrebatan al agua. Cuanto menos oxígeno disuelto (OD), menos posibilidad de que prospere allí la vida vegetal y animal. De Aparicio Saravia a los accesos, el indicador casi no se despegó del 0. El mínimo aceptable es 5 miligramos por litro. En la estación ubicada a la altura de camino Osvaldo Rodríguez (en las nacientes del arroyo), además, la medida del oxígeno consumido por las bacterias llegó a ser ocho veces superior al límite permitido. Brena explicó que el valor se debió a una descarga de efluentes industriales. La empresa fue multada y clausurada.    Las concentraciones de nitrógeno total y fósforo total también excedieron los límites máximos. En las nacientes del Miguelete, el nitrógeno total llegó a 60 miligramos por litro cuando la normativa indica que no puede superar 1,87. El fósforo no se quedó atrás. En Luis Alberto de Herrera, en medio del Prado, superó 153 veces lo admitido (3,84 miligramos por litro). En general, los análisis del Servicio de Evaluación de la Calidad y Control Ambiental revelaron una concentración mayor de nutrientes en 2012, comparado con 2011.   
De acuerdo al Índice Simplificado de Calidad de Agua (ISCA) –desarrollado por la Agencia Catalana del Agua– se observa un desmejoramiento constante desde 2005. En 2012 se produjo un descenso en la calidad del agua en el cruce del Miguelete con Aparicio Saravia y a la altura del pluvial Casavalle. El problema allí, según Brena, es que recibe el aporte de aguas residuales domésticas y de residuos sólidos.    Pantanoso: muy tóxicoEn verano de 2012 el arroyo Pantanoso rompió el récord de los últimos 10 años: arañó las 10 unidades tóxicas, colocándose dentro de la categoría “muy tóxico”. La afectación acumulada y creciente se debe a que desde la cuchilla Pereira hasta la bahía –15 kilómetros de extensión– recibe descargas de aguas residuales domésticas e industriales y desechos de la clasificación informal.A lo largo de su curso, la presencia de coliformes fecales estuvo muy por encima de lo aceptable. El 60% de las muestras tomadas por la IMM superó el millón. Dos superaron los 10 millones. Más de 13 mil personas viven a menos de 100 metros de este arroyo pestilente Los otros indicadores (oxígeno disuelto y dióxido de carbono) tampoco dieron tregua. Los peores indicadores se registraron en las estaciones de camino Colman y camino De la Granja. 
Brena explicó que ahí incidió directamente el vertido de las obras de la red de saneamiento. Esta causa también elevó el nitrógeno a 465 veces más que lo permitido. Estos valores fueron calificados como “sumamente preocupantes”.En Luis Batlle Berres, el fósforo alcanzó los 5,6 miligramos, cuando el límite máximo permitido es solo de 0,025 por litro. “Es un punto crítico”, señaló Brena. Allí una industria alimentaria vierte  residuos directamente al arroyo. A instancias de la IMM, la empresa está evaluando la implementación de un proyecto de remoción de fósforo. 
Más problemas al oeste y este
Solo en coliformes fecales, la salud de los arroyos Las Piedras y Carrasco merece estar en cuidados intermedios. El primero arrojó un máximo de 540.000 unidades a la altura de César Mayo Gutiérrez; el otro registró 310.000 unidades a la altura de General French. Estas cifras son muy superiores a las máximas de 2011 cuando se habían encontrado, 10.000 y 32.000, respectivamente.

El Observador

SI NO ACTUAMOS MORIREMOS MUCHOS EN LA RULETA GENETICA