Sitio destinado al encuentro y unión, para obtener un ámbito de comunicación, difusión, debate y fomento para el desarrollo de la apicultura. Apicultura Uruguay.

Suscribete a Apicultura Uruguay y recibe las noticias en tu correo

Búsqueda de artículos:

ASAMBLEA NACIONAL DE APICULTORES URUGAUY 19 DE NOVIEMBRE 2016

lunes, 26 de agosto de 2013

Veneno para las abejas que se llevan van a polinizar.

Luego de leer el articulo, tendrá mas parámetros para calcular el verdadero costo de llevar colmenas a polinizar cultivos en zonas agrícolas. 


Venenos en la polinización. Las abejas no tienen una oportunidad.

Alan Harman

    Ambientalistas británicos están cada vez más preocupados por el futuro de la población de abejas en Reino Unido, después de leer una nueva investigación de EE.UU. donde se destacan por primera vez la diversidad de los "cócteles químicos" que las abejas están ingiriendo.


   El grupo orgánico de Soil Association Reino Unido, dice que el estudio de EE.UU. plantea nuevas preocupaciones sobre los efectos de las mezclas químicas y plaguicidas adicionales utilizados en la agricultura que anteriormente no se creían que fueran tan letales para las abejas.

   Estos incluyen fungicidas utilizados ampliamente en los cultivos que requieren de la polinización de las abejas.

   La asociación dice que la nueva investigación muestra que estos pesticidas en dosis de campo normales afectan a las abejas de miel duplicando o hasta triplicando su susceptibilidad a las enfermedades.

  El informe, publicado en la revista PLoS ONE , ( http://www.plosone.org/article/info% 3Adoi% 2F10.1371% 2Fjournal.pone.0070182 ) ha sido elaborado por un grupo de científicos de alto nivel como Jeffery S. Pettis del Laboratorio de Investigación de Abejas de la USDA en Beltsville, Maryland.

   "Esto nos pasa por la reciente suspensión de los neonicotinoides y sólo desde una perspectiva de Reino Unido es preocupante", la asociación del Reino Unido dice en un comunicado.

   "Este estudio encontró nueve diferentes plaguicidas en el polen, pero según DEFRA (Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales) de datos, estamos aplicando un gran número de pesticidas.

   "Un promedio de 20 plaguicidas diferentes se aplican a las frutas, lo que significa que nuestras abejas probablemente entren en contacto regular con las mezclas de plaguicidas, con efectos potencialmente combinados mucho peor de lo que se pensaba."

    El Director de la Asociación de la política Emma Hockridge dice que esto es un hallazgo extremadamente preocupante y que debe sonar campanas de alarma.

   "El estudio demuestra que podemos estar subestimando enormemente el impacto de los pesticidas en nuestros polinizadores", dice ella. "En el Reino Unido, se utiliza un conjunto muy diverso de pesticidas.

   "Si bien el estudio de los EE.UU. encontró un promedio de nueve plaguicidas diferentes en el polen, en el Reino Unido un promedio de 20 plaguicidas diferentes se aplican a las frutas, verduras y 12 de 16 a los cultivos herbáceos."

   Para las fresas, el número medio de diferentes plaguicidas utilizados en el Reino Unido el año pasado fue de casi 30.

   "Esto significa que las abejas son susceptibles de entrar en contacto regular con las mezclas de plaguicidas con efectos combinados potencialmente mucho peor de lo que se pensaba", dice Hockridge.

   El nuevo estudio muestra que estos químicos tienen efectos indirectos impredecibles y la investigación europea ya ha demostrado que los insecticidas neonicotinoides aumentan el impacto de los ácaros varroa en las abejas melíferas.

   "Este estudio encontró fungicidas comunes que aumentan el riesgo de que las abejas melíferas contraigan un patógeno intestinal generalizado y potencialmente mortal", dice Hockridge. "Hacemos un llamado urgente a la investigación sobre el efecto cóctel de plaguicidas para examinar los efectos indirectos similares."

   "Tenemos que salir de la "rueda de ardilla" química y centrar el control de plagas en las formas alternativas, por ejemplo mediante el uso de un enfoques agro-ecológico, tal como la agricultura ecológica."

   La asociación pide la investigación del estudio innovador de EE.UU. , ya que es uno de los primeros en examinar exactamente los pesticidas que las abejas están consumiendo realmente en el medio.

   "Sus resultados son sorprendentes", dice. "Las abejas estaban recolectando polen que contiene un cóctel de sustancias químicas - un máximo de 21 diferentes tipos de pesticidas y en grandes cantidades."

   Los científicos probaron los efectos secundarios de estos cócteles químicos, y se prueba la susceptibilidad de las abejas a Nosema ceranae como modelo. Encontraron que los fungicidas, que por lo general se pasan por alto, duplicaron el riesgo de la enfermedad incluso lo triplicaron.

   Un sorprendente hallazgo del estudio de los EE.UU. es que altas cargas de pesticidas que se encuentran en el polen que recogieron en su mayoría de flores silvestres que rodean los cultivos habían sido contaminados por la aplicación de plaguicidas en cultivos cercanos.

   En cuanto a los tres fungicidas identificados en la investigación estadounidense - miclobutanil, clorotalonil y pyraclostrobin - se aplican sobre 1.728 toneladas cada año en el Reino Unido.

   En 2012, más de 23.000 hectáreas de cultivos de frutas que son polinizados por las abejas melíferas y los polinizadores salvajes fueron rociados con estos productos.

   En la temporada 2012 que ha sido muy húmeda , algunos cultivos se rociaron con fungicidas hasta una docena de veces.

    La asociación dice que el hecho de que estos fungicidas y otros pesticidas, aumentan la susceptibilidad de las abejas a la enfermedad Nosema CERANAE es una preocupación importante para el Reino Unido.

   N. ceranae se encontró por primera vez en el Reino Unido en 2007 y ahora se ha generalizado, infectando a un 30-60% de las colonias entre 2009 y 2011.

   La asociación dice que la investigación muestra que los resultados de la infección producen un menor tiempo de vida y la producción de la colmena se ve perturbada y esto resulta en la disminución de las colonias y eventual colapso, sin razón aparente.

   Una revisión del gobierno del Reino Unido evidencia y sugiere que esta enfermedad se ha relacionado con una mayor amenaza para las abejas, que puede estar interactuando con otros factores. Los posibles factores que sugieren incluyen asociaciones con otras plagas y patógenos, el clima local, las prácticas apícolas locales o las diferencias regionales de las razas de abejas locales en la capacidad  para tolerar la infección.

   "Esta nueva investigación sugiere que el uso de plaguicidas puede ser el factor que falta", dijo la asociación. "Aunque el estudio de EE.UU. sólo examinó  susceptibilidad a la enfermedad al patógeno intestinal N. ceranae, si estos plaguicidas están causando un sistema inmunitario debilitado (como es cierto para los neonicotinoides, puede ser que también aumentan la susceptibilidad a la infestación por ácaros Varroa, que a su vez conduce a la utilización de tratamientos químicos que al parecer incremetnan el riesgo de enfermedad ".

   Los científicos estadounidenses concluyeron su informe pidiendo más investigaciones no sólo fungicidas, dado los peligrosos cócteles de químicos que las abejas y otros polinizadores deben enfrentan en las granjas.

    "El aumento significativo de la infección de Nosema tras la exposición a los fungicidas que encontramos en el polen  por lo tanto, indica una necesidad urgente de más investigación sobre los efectos letales y subletales de fungicidas en las abejas", escribieron.

   "Teniendo en cuenta las diversas vías de exposición a los pesticidas que mostramos y la creciente evidencia de que la mezcla de pesticidas dañan a las abejas, hay una urgente necesidad de una mayor investigación sobre los mecanismos que subyacen en los efectos sinérgicos que los pesticidas  y plaguicidas provocan sobre la salud de las abejas de miel"

   La investigación de los EE.UU.: Pettis, JS, Lichtenberg, EM, Andree, M., Stitzinger, J., Rose, R. y vanEngelsdorp D. (2013) "Polinización de cultivos Expone las abejas a los pesticidas que altera su susceptibilidad al patógeno intestinal Nosema ceranae  'PLoS ONE, 8 (7) 70182


SI NO ACTUAMOS MORIREMOS MUCHOS EN LA RULETA GENETICA