Sitio destinado al encuentro y unión, para obtener un ámbito de comunicación, difusión, debate y fomento para el desarrollo de la apicultura. Apicultura Uruguay.

Suscribete a Apicultura Uruguay y recibe las noticias en tu correo

Búsqueda de artículos:

ASAMBLEA NACIONAL DE APICULTORES URUGAUY 19 DE NOVIEMBRE 2016

sábado, 20 de abril de 2013

La miel en su momento más amargo

DESCENDIO LA CANTIDAD DE APICULTORES, MERCADOS VARIARON SUS EXIGENCIAS...

La miel en su momento más amargo; bajó la rentabilidad

Hace diez años, cuando la crisis económica golpeaba bien fuerte al país, un grupo de gente vivía una bonanza desmedida para muchos, y agraciada para ellos. Se trataba de los apicultores, hombres y mujeres que sumados daban algo más de 4500 uruguayos. Producían, exportaban, cobraban en dólares y gastaban en pesos.

Dino Capelli | 20/04/2013


El dinero de su producción les rendía lo suficiente como para conformar un sub grupo agropecuario poderoso en número, divisas y mercados. Pero poco a poco comenzó el declive. La rentabilidad dejó de ser tal, los campos se comenzaron a utilizar en otros rubros, los mercados variaron exigencias y preferencias, y así descendió exponencialmente la cantidad de productores.
Al mismo tiempo, aquello que antes era capacitación y compra de artículos para la producción, se transformó en quietud. Lejos quedaron las exposiciones y encuentros, al punto que hoy algunos de estos tan siquiera sobreviven.
El último ejemplo sobre este punto lo dio la Coordinadora para el Desarrollo de Sarandí Grande que resolvió suspender la realización de la 9ª edición de la Fiesta de la Miel - Expo Apícola, prevista en primera instancia para el mes de mayo en la vecina ciudad de Sarandí Grande.
¿Las razones?, tienen que ver con lo económico -un mal momento de los productores- y la agenda -pues se ha generado un primer gran evento de este tipo en la frontera con Brasil-.


OTRA REALIDAD
En estos últimos años el sector apícola ha cambiado mucho, pasando por una realidad muy diferente a la existente hace una década atrás. En aquel entonces nuestro país estaba saliendo de una dura y profunda crisis económica donde la apicultura a contrapelo de todos los demás sectores agropecuarios pasó por su mejor momento económico histórico para Uruguay, donde el precio internacional de la miel se duplicó por diferentes razones que cambiaron en el mundo sobre la comercialización de las mieles, a lo que se le sumó que la crisis económica interna provocó que el precio del dólar también se duplicara. Esto provocó que a un volumen normal de producción de miel, el productor recibiera 4 veces más pesos uruguayos por kg de miel producido. Sin dudas esta particularidad por la que pasó la apicultura fue coyuntural y provocó que mucha gente no vinculada al sector que estaba sin trabajo o con problemas económicos provocados por la crisis, puso los ojos en ésta producción como mecanismo de salida a esos problemas económicos. Esto provocó que la apicultura llegara a los 4500 productores registrados ante el Registro Nacional de Propietarios de Colmenas que administra la DIGEGRA - MGAP, de unos 3000 que tenía tradicionalmente nuestro país hasta ese entonces.
"Sin dudas esto significó que de pronto hubiera mucho gente nueva en el sector que estaba habida de adquirir nuevos conocimientos como mecanismo de inserción en el sector, a lo que se le sumó que muchos otros que ya estaban vieran la oportunidad de crecer en cantidad de colmenas, también adquiriendo nuevos y mejores conocimientos para estar mejor preparados".
Así resumen algunos productores de la región, aquel momento y este incierto presente. Las claves del éxito tienen números asociados, como es el caso de 1200 entradas vendidas para un día de eventos, o el acercamiento de técnicos europeos a los eventos regionales. Eran tiempos en que los productores uruguayos viajaban, se informaban, se agrupaban.


LOS CAMBIOS.
Pero cambia, todo cambia. Hoy Uruguay atraviesa una coyuntura apícola productiva muy diferente y casi opuesta a la de hace 10 años atrás, debido a varias razones como los problemas productivos internos causado por el clima, al mal uso de los agroquímicos entre otra suma de factores, que han provocado que ese número de apicultores registrados haya bajado sustancialmente, no llegando a los 3000. Esto provoca que hoy es mucho menor la cantidad de nuevos productores que buscan adquirir conocimientos, así como también la realidad ha cambiado tanto que los productores existentes en el sector también están con menos disponibilidad de tiempo y mucho más profesionales, lo que cambia la búsqueda de nuevos conocimientos que había hace algunos años atrás.

LOS DE SIEMPRE Y LOS QUE INTRODUJERON TECNOLOGÍA
Pero no todo son noticias negativas. Mientras la 9ª Expo Apícola se suspende, en agosto de 2013 se realizará en la frontera el primer Congreso Binacional de Apicultura en las ciudades de Rivera - Livramento, nuevo para el sector, que sin dudas por la importancia apícola que hoy tiene el norte en la plataforma productiva del país, concitará la participación de muchos productores uruguayos así como también de Brasil.
Sin dudas, la potenciación de un sector que supo ser pujante y dinámico será clave para el desarrollo futuro. Hoy sobreviven aquellos que estaban en el sector, los apicultores de siempre. Y también los que, capacitados, supieron introducir la tecnología para estar a tono con el tiempo presente. Como toda actividad cíclica, optimismo a futuro es lo que sobra. Pero hoy, la miel es amarga en sus rendimientos.

SI NO ACTUAMOS MORIREMOS MUCHOS EN LA RULETA GENETICA