Sitio destinado al encuentro y unión, para obtener un ámbito de comunicación, difusión, debate y fomento para el desarrollo de la apicultura. Apicultura Uruguay.

Suscribete a Apicultura Uruguay y recibe las noticias en tu correo

Búsqueda de artículos:

ASAMBLEA NACIONAL DE APICULTORES URUGAUY 19 DE NOVIEMBRE 2016

viernes, 9 de septiembre de 2016

¡Atención! Glifosato: un tóxico muy peligroso en tu comida

¿Que es el glifosato?
El glifosato es una sustancia herbicida desarrollada para matar hierbas y arbustos y es el principio activo del herbicida mas utilizado en el mundo, el Roundup, de Monsanto. Esta empresa química desarrolló este herbicidida para acabar con las "malas hierbas" y plantas no deseadas, sin afectar a las plantas que han modificado genéticamente para soportarlo.
¿Por qué nos afecta?
El glifosato es el herbicida más utilizado, y se usa en cultivos, jardines, parques, espacios públicos, y hasta en las grietas de aceras y suelos para evitar que crezcan "malas hierbas", por lo que estamos expuestos a esta sustancia tanto a través de los alimentos que consumimos, como del aire (se transporta a través del viento en las fumigaciones pudiendo alcanzar grandes distancias), y también de las aguas subterráneas en las que se acaban filtrando. En el año 2002, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) publicó un estudio realizado en España en el que encontraron que una tercera parte de las muestras de agua del grifo analizadas contenía restos de trihalometanos o herbicidas. (OCU-compra maestra número 265).
​Hasta la fecha (04-Junio-2016), podemos encontrar el herbicida Roundup, realizado a base de glifosato, en multitud de tiendas y es de fácil adquisición para cualquiera que lo quiera comprar.
¿Qué efectos produce el glifosato en el ser humano y en el medio ambiente?
Aunque muchos defiendan que no existen estudios o pruebas concluyentes que relacionen el glifosato con enfermedades como el cáncer y otros problemas graves de salud, esto no es cierto. Como suele ocurrir, existen beneficios multimillonarios que algunas grandes industrias no están dispuestas a perder y, por ello ejercen su poderosa influencia en diferentes ámbitos, incluyendo a los órganos encargados de decidir si se aprueba o no una determinada sustancia, en este caso el glifosato.
Veamos algunas investigaciones y las declaraciones de algunos expertos en la materia:
Gilles-Eric Séralini.
Catedrático de Biología Molecular, especialista en toxicidad de variedades transgénicas y herbicidas, y experto asesor de la Comisión Europea.​ Afirma que:
El glifosato estimula la muerte de las células de embriones humanos... Confirmamos que los herbicidas Roundup estimulan el suicidio de las células humanas. Me especializo en los efectos de los OGM y sabemos que el cáncer, las enfermedades hormonales, nerviosas y reproductivas tienen relación con los agentes químicos de los OGM. Además, estos herbicidas perturban la producción de hormonas sexuales, por lo cual son perturbadores endocrinos”.
Gilles-Eric Séralini
Director del Comité de Investigación e Información sobre Ingeniería Genética (Criigen)
Según sus investigaciones sobre los efectos del Roundup en células humanas, "directamente las mata", y afirma que incluso en las concentraciones más bajas origina una importante muerte celular.
Andrés Carrasco
Científico argentino. Director del Laboratorio de Embriología Molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Las corporaciones y hasta el propio gobierno se enfrentaron a él después de que difundiera y alertara sobre los daños para la salud humana  que ocasiona el glifosato.
​Sus investigaciones encontraron que el glifosato producía malformaciones en ranas y embriones de pollo en dosis muy por debajo de las utilizadas en la práctica agrícola. Según afirmó:
"El glifosato es devastador en embriones anfibios; aun en dosis muy por debajo de las usadas en la agricultura, ocasiona diversas y numerosas deformaciones."
También advierte del peligro que supone que estos pesticidas se trasladen a través de la acción del viento, afectando a zonas cercanas a las fumigaciones. Algunos defensores de los transgénicos y de la inocuidad del glifosato argumentan que aunque provoquen daños en animales, esto no significa que vayan a hacerlo en humanos. Esto no es cierto, ya que, a nivel fundamental, todos los seres vivos estamos compuesto de la misma materia, y la división celular es un proceso común, que es afectado por estas prácticas.
Afirmo, respaldado en 30 años de estudio en la regulación genética embrionaria, que este producto genera alteraciones en el desarrollo, estoy seguro de eso [...]. Los resultados obtenidos en el laboratorio son compatibles con las malformaciones observadas en los seres humanos expuestos al glifosato durante el embarazo.
Andrés Carrasco
Médico especializado en Embriología Molecular
Después de denunciar públicamente los efectos devastadores del glifosato sobre los embriones humanos, fue amenazado, sometido a una campaña de desprestigio y llegaron a afirmar que sus estudios no existían.
María Elena Álvarez-Buylla
Doctora en Genética Molecular y coordinadora del laboratorio de Genética Molecular del Desarrollo de la Universidad Autónoma de México, con 106 publicaciones científicas realizadas.
​Esta doctora mexicana experta en genética molecular alerta de los peligros y daños que ocasionan los cultivos transgénicos y los herbicidas utilizados en ellos.
El glifosato -esta probado- es un teratógeno (que produce malformaciones en el feto) y es posiblemente cancerígeno. Las plantas (modificadas genéticamente) resisten ese veneno y lo incorporan, por lo que pasa a la cadena alimenticia.
María Elena Álvarez-Buylla
Doctora en Genética Molecular
Según afirma, las plantas transgénicas, pese a lo que suelen defender algunos, no son iguales a las silvestres y se rocían con grandes cantidades de glifosato, que es tóxico y que penetra en las células, dañándolas y afectando a nuestra salud.
Además, existe el problema cada vez más extendido de las nuevas "supermalezas", que han crecido en las plantaciones de transgénicos, que se han hecho resistentes al glifosato, requiriendo una mayor variedad y cantidad de herbicidas utilizados.​
Las modificaciones genéticas constituyen un enorme riesgo para nuestra salud y la del medio ambiente, y todo únicamente para beneficiar y otorgar un enorme poder y control a unas pocas compañías. Científicos como la doctora Álvarez-Buylla sostienen que estas prácticas no se pueden llamar tecnología y lo califican de pseudotecnología, por la gran cantidad de incertidumbre que encierran.
"Las redes que hacen interactuar los genes de un organismo son muy complejas. No son corto y pego, y ahí se queda el efecto. Rebotan por donde nadie se imagina."​
"Las variedades que comercializan las corporaciones se obtienen por ensayo-error. Es como si al vender un coche dijeran: Prueba este​...ah, no va. Toma otro."
El polen de las plantas transgénicas se pueden transladar a miles de kilometros, germinando con su gen transgénico, por lo que el riesgo de contaminación a plantaciones cercanas es muy alto, cosa que ya ocurre.​
Robert Bellé
Biólogo Celular y profesor en la Universidad Pierre y Marie Curie (París, Francia). Dirigió una investigación sobre el Roundup de Monsanto, cuyo principal componente es el glifosato, en el Centro Nacional de la Investigación Científica, llegando a la conclusión de que el glifosato formulado (tal y como lo encontramos en el Roundup) provoca las primeras etapas de la cancerización en las células. El estudio fue publicado en la revista científica internacional Toxicological Sciences (número 82) en 2004. 
Tal y como afirmó en 2015:
"Establecimos su toxicidad ya en el 2002. Hemos perdido 13 años." 
Robert Bellé
Biólogo Celular
Este científico francés considera "una locura" a las fumigaciones aéreas de este herbicida, y también afirma que existe un gran riesgo en las fumigaciones normales ya que las gotas pueden recorrer kilómetros si hay viento.
Stephanie Seneff
Científica investigadora del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y licenciada en biofísica, con docenas de artículos publicados en revistas médicas y de salud, tratando temas de actualidad como el Alzheimer, autismo o las enfermedades cardiovasculares. 
Según un informe realizado junto con el científico Anthony Samsel, el glifosato destruye la salud humana.
La doctora Seneff resume los principales problemas causados por el uso del glifosato en dos:
  • Deficiencias nutricionales, al afectar en la composición nutricional del suelo, desmineralizándolo.
  • Toxicidad sistemática.
El glifosato es posiblemente el factor más importante en el desarrollo de múltiples enfermedades crónicas y problemas de salud que se han vuelto muy comunes en las sociedades occidentales.
Stephanie Seneff
Científica investigadora del MIT
Según esta investigación, el glifosato esta presente en la mayor parte de los alimentos que consumimos, como el azúcar, soja, maíz y trigo, y provoca un aumento en los efectos perjudiciales de otros residuos químicos derivados de los alimentos y otras toxinas del medio ambiente, alterando las funciones normales del cuerpo e induciendo enfermedades.
Esta investigadora ha estudiado durante 30 años las causas del autismo y ha encontrado una contundente relación entre este problema, en aumento entre la población, y el aumento  del uso del glifosato, debido en parte a que han aparecido nuevas hierbas resistentes y se requieren mayores cantidades y una mayor variedad de pesticidas. También ha encontrado fuertes relaciones entre el uso del glifosato y la intolerancia al gluten y celiaquía. 
Con respecto al aumento en la tasa de incidencia del autismo, el doctor Joseph Mercola corrobora lo señalado por la doctora Seneff, afirmando que:
"La tasa de autismo ha aumentado muy rápido, por lo que no cabe la menor duda de que es debido a causas ambientales. Nuestros genes no pueden mutar lo suficientemente rápido como para contribuir en el aumento que estamos viviendo."​
Estudio americano 2014
Estudio realizado, entre otros investigadores, por la ex-científica de la marina estadounidense, la doctora Nancy Swanson, que revela un considerable aumento de 22 enfermedades crónicas en EE.UU durante los últimos 20 años (hipertensión, accidentes cardiovasculares, diabetes, obesidad, cáncer de hígado, tiroides, Alzheimer...). En España las cosas no son muy diferentes.
Este estudio revela que el aumento de estas enfermedades, cada vez más extendidas entre la población, puede estar muy relacionado con el aumento en el uso del glifosato y de las superficies cultivadas de maíz y soja transgénica.​
​Según los autores, esto no prueba que el glifosato cause estas enfermedades, pero ya que se conocen algunos efectos biológicos del herbicida a base de glifosato, "sería muy imprudente no considerar la causalidad como una explicación plausible."
Ninguna sustancia tóxica ha incrementado más su presencia en los últimos 20 años que el glifosato.
Doctora Nancy Swanson
Ex-científica de la marina estadounidense
Malformaciones, cáncer en jóvenes, abortos espontáneos y problemas respiratorios relacionados con el uso del glifosato
Los medios de comunicación alertan y difunden la información de que el aumento en el número de malformaciones congénitas es debido al virus Zika, que se transmite a través de un mosquito. Sin embargo, según diversos expertos en salud, como el doctor Joseph Mercola, esto es una nueva estrategia de la industria farmacéutica para vender más vacunas y desviar la atención del verdadero causante. Diferentes científicos advierten que en realidad no hay evidencia de que el virus Zika sea el responsable de estas malformaciones, y sí la hay de que ciertas vacunas administradas durante el embarazo y la exposición a pesticidas en zonas rurales puedan ser las principales causas.
En el año 2010 se dio lugar al Primer Encuentro Nacional de Médicos de Pueblos Fumigados, en la facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, "con el fin de generar un espacio de análisis y reflexión académica y científica sobre el estado sanitario de los pueblos fumigados, y de escuchar y contener a los miembros de los equipos de salud que vienen denunciando y enfrentando este problema."
En este primer encuentro, se reunieron más de 160 participantes de diferentes provincias argentinas y 6 universidades nacionales.
Según las exposiciones y relatos de los participantes, los problemas de salud que padecían las poblaciones que eran fumigadas eran preocupantes: Intoxicación aguda, aumento en los recién nacidos con malformaciones congénitas, muchos más abortos espontáneos de los que habitualmente se producían, una mayor detección de cánceres en niños y otros trastornos neurológicos.
Los médicos declararon que llevan atendiendo a las mismas poblaciones durante más de 25 años, pero que lo que están encontrando en los últimos años  es absolutamente inusual, vinculándolo a las fumigaciones sistemáticas con plaguicidas.
Cinco años después, en el 2015, tuvo lugar el Tercer Congreso Nacional de Médicos de Pueblos Fumigados, donde científicos, médicos y miembros de los equipos de salud de los pueblos fumigados de Argentina, reunidos en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, volvieron a confirmarlo:
El sistema de producción agrícola vigente en el país contamina el ambiente y los alimentos de los argentinos, y enferma y mata a las poblaciones humanas de las zonas agrícolas.
Tercer Congreso Nacional de Médicos de Pueblos Fumigados
Buenos Aires, Argentina
La Unión Europea decide este mes de Junio de 2016 si extender la autorización del glifosato
La Unión Europea decidirá en este mes de Junio de 2016 si renueva o no la autorización del glifosato.  La Comisión Europea ha propuesto extender la autorización por un período de entre 12 y 18 meses, a la espera del informe de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químcas (ECHA), que según algunos expertos podría demorarse años.
Por supuesto, la industria agroquímica no se queda de brazos cruzados y ejerce presión para que, "ante una ausencia de alternativa" se renueve la autorización.
​La influencia de la industria es enorme, llegando incluso a tener a sus representantes en los consejos de dirección de los órganos encargados de decisión en materia de alimentación y salud, como la EFSA, autoridad europea para la seguridad alimentaria, cuya imparcialidad ha sido puesta en entredicho en numerosas ocasiones. En 2014, un grupo del Parlamento Europeo indicó que dos miembros de los grupos de presión de la industria alimentaria habían sido seleccionados para ocupar puestos en el consejo de dirección de la EFSA. Por lo tanto, no creemos que vaya a ser nada fácil que la Unión Europea prohiba la utilización de esta peligrosa sustancia, debido a las enormes presiones e influencias que ejerce la industria.
​La EFSA ha juzgado como "improbable" que el glifosato sea cancerígeno y la OMS, cuya estrecha relación con la industria tampoco es desconocida, aunque ya había calificado a esta sustancia como "probable cancerígena para el hombre", en un reciente estudio, "casualmente", ha estimado que "es poco probable que el glifosato sea cancerígeno en los humanos expuestos a través de la alimentación."
La decisión corresponde a la Unión Europea que se reunirá nuevamente este 6 de Junio para discutir nuevamente el asunto y votar. (El asunto ya fue votado pero al no estar de acuerdo algunos países miembros, como es el caso de Francia, se pospuso)​.

​En el caso de que se renueve la autorización del glifosato, los países miembros no están obligados y pueden restringir su uso, aunque tenemos ciertas dudas de que cualquier gobierno español fuera a enfrentarse así a la industria.
Si no se extiende la autorización, los estados miembros​ tendrán que retirar las autorizaciones de productos que contengan glifosato de sus mercados, y será un gran avance, en nuestra opinión.
Reflexiones finales
Vivimos un momento en la historia de la humanidad de enorme importancia y trascendencia. Muchas veces no nos damos cuenta con el ajetreo habitual de nuestras vidas, pero están sucediendo cosas muy importantes a nivel mundial que nos afectan a todos, y que afectará también a nuestra descendencia.
¿En qué mundo queremos vivir? ¿En uno sin apenas vida natural, donde la tierra, el aire y el agua que necesitamos para vivir estén contaminados y bajo el control y el sometimiento por parte de algunas grandes multinacionales que juegan con nuestra salud?
Puede que estas enormes multinacionales tengan mucho poder e influencia y que sea difícil que observemos cambios reales y significativos desde el sector público, pero ahora más que nunca, la pelota está en nuestro tejado.
No son las poderosas industrias ni los gobiernos los que verdaderamente tienen el poder, sino todos nosotros, personas normales y corrientes, los que con nuestros hábitos de consumo y de vida estamos votando y decidiendo como serán las cosas. Estas empresas se adaptarán a nuestros deseos porque no tienen más remedio, pero una sociedad ignorante o dormida es su mejor estrategia.  El cambio está en cada uno de nosotros. Si quieres saber que es lo que puedes hacer al respecto, echa un vistazo a este artículo.
Como lo expresa Javier Iriondo en uno de sus libros ("Donde tus sueños te lleven"):
La sociedad somos nosotros y la única manera de cambiar la sociedad es a través de nuestro cambio personal.
Javier Iriondo
Donde tus sueños te lleven
Fuente: http://biopcion.com/

SI NO ACTUAMOS MORIREMOS MUCHOS EN LA RULETA GENETICA