Sitio destinado al encuentro y unión, para obtener un ámbito de comunicación, difusión, debate y fomento para el desarrollo de la apicultura. Apicultura Uruguay.

Suscribete a Apicultura Uruguay y recibe las noticias en tu correo

Búsqueda de artículos:

ASAMBLEA NACIONAL DE APICULTORES URUGAUY 19 DE NOVIEMBRE 2016

miércoles, 11 de junio de 2014

Un estudio técnico avizora “problemas ambientales significativos” para Cerro Chato y zona de influencia

La minería y la forestación aparecen en el futuro de Cerro Chato como la tabla de salvación y de consolidación de una comunidad que hasta el momento ha estado apegada a la ganadería pero...

Dino Capelli | 10/06/2014



El crecimiento poblacional sería exponencial y pasaría de los actuales 3200 habitantes a más de 6000 en un corto período de tiempo, si prospera la empresa Aratirí con sus demandas de hierro, y si Valentines también ofrece el proyecto de explotación del cual tanto se ha hablado en Uruguay. Por añadidura, la forestación también se yergue como elemento de explotación para la triple frontera de Durazno, Florida y Treinta y Tres.
Pero que sucede junto con el crecimiento, es motivo de un estudio técnico que fue publicado por Semanario Búsqueda de Montevideo días atrás. Se trata del Informe Ambiental Estratégico que fuera encargado por las tres comunas involucradas en torno a Cerro Chato, y evaluar así cuáles serían las condiciones ambientales con y sin la minería como centro de actividad productiva en la región.


PROBLEMAS VARIOS

Con el foco puesto en el año 2030 –esto es dentro de 16 años- “Cerro Chato y la zona se enfrentará a problemas ambientales significativos debido a la mala gestión de los residuos sólidos urbanos, la escasa cobertura de saneamiento de las viviendas, vertidos de barométricas sin tratamiento y tendrá riesgos de contaminación de suelos así como de aguas superficiales por el tipo de producción agropecuaria y el mantenimiento deficiente de las áreas verdes”, se indica en el texto.
Un equipo de 18 técnicos realizó el Plan interdepartamental de ordenamiento y desarrollo sostenible de Cerro Chato y su micro región inmediata, junto a sus pares de la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial.
Se habla allí de la agudización de los problemas existentes en materia medio ambiental, “pérdida significativa de suelos productivos, afectaciones de los sistemas acuíferos, mayor cantidad de material particulado en el aire, ruidos molestos y aumento de emisiones de gas, pérdida de biodiversidad y cambios en el paisaje”.


HACIA 2030

Con un panorama nada alentador, el informe se basa en que 4000 nuevas personas viviendo en la zona serán parte del cambio radical de Cerro Chato, sobre todo a la hora de los servicios y de la expansión urbanística. Los técnicos pronostican cambios negativos en las corrientes de agua de la zona debido al desarrollo urbano no planificado y crecimiento de las actividades agrícolas intensivas con uso de agro químicos.
“Los suelos se verán afectados por el riego de erosión generado por la forestación, así como las consecuencias ambientales que dejarán cuatro canteras de áridos que están en funcionamiento y de las que no se conocen planes de recuperación”, se cita según el semanario capitalino.
Demanda de viviendas, generación de nuevos puestos de trabajo, necesidad de recolección y disposición de residuos, más educación y más salud, entre otros, será parte de la demanda de los casi 7000 pobladores que vivirán en Cerro Chato durante el 2030, trabajando en la minera y sus empresas conexas. Las cifras hablan de 900 puestos laborales de la forestación y 2650 de la minería en los primeros años de ambos rubros.


CAMBIOS DE USO SIGNIFICATIVOS EN EL SUELO CON PÉRDIDAS DE POTENCIAL PRODUCTIVO

El informe técnico al que accedió EL ACONTECER respecto a los suelos, concluye que se registrarán “cambios de uso significativos con pérdidas de potencial productivo agropecuario, cambios hidrológicos cuantitativos y cualitativos tanto a nivel de aguas superficiales como subterráneas, para el aire se prevé mayor contaminación con partículas sólidas por transporte y actividad minera extractiva así como emisiones gaseosas y ruidos molestos”, todo lo que pintaría un panorama poco alentador para tener una buena calidad de vida en los habitantes del lugar.
Se ganará más dinero, habrá mejor y mayor cantidad de ingresos económicos, pero “se sufrirá la modificación de los suelos, la biota y el paisaje”.

SI NO ACTUAMOS MORIREMOS MUCHOS EN LA RULETA GENETICA