Sitio destinado al encuentro y unión, para obtener un ámbito de comunicación, difusión, debate y fomento para el desarrollo de la apicultura. Apicultura Uruguay.

Suscribete a Apicultura Uruguay y recibe las noticias en tu correo

Búsqueda de artículos:

ASAMBLEA NACIONAL DE APICULTORES URUGAUY 19 DE NOVIEMBRE 2016

miércoles, 2 de octubre de 2013

ONU: cambio climático es inequívoco y la principal causa es la acción humana



Informe ONU: cambio climático es inequívoco y la principal causa es la acción humana.

El panel de la ONU asegura que existe 95% de certeza de que el hombre es responsable del calentamiento global.

por C.E. / L.R. / M.C. - 28/09/2013 

En su advertencia más dura desde 1990, cuando se publicó el primer informe, y después de siete años de investigación, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático dijo que el calentamiento global es una realidad “inequívoca” y que existe un 95% de certeza de que el hombre es responsable.

Además, y por primera vez, el grupo de 259 científicos, de 39 países del mundo, que participan del informe, cifran el máximo de gases de efecto invernadero que pueden ser lanzados a la atmósfera para evitar que la temperatura del planeta aumente en más de dos grados Celsius para 2100: el límite para que los efectos del cambio climático sean controlables. Las principales conclusiones de este informe científico fueron aprobadas por delegados de todo el mundo tras cuatro días de discusión, y servirár de base para las decisiones políticas que se tomarán en 2015, en París, cuando se espera se redacte un nuevo pacto que reemplace al Protocolo de Kioto.

Responsabilidad humana

“La influencia humana ha sido detectada en el calentamiento de la atmósfera y los océanos, cambios en el ciclo global del agua, en la reducción de la nieve y el hielo, en el aumento del nivel medio del mar mundial, y en cambios en algunos fenómenos climáticos extremos”, dijo el informe. “Es muy probable que la influencia humana ha sido la causa dominante del calentamiento observado desde mediados del siglo XX”.

Así de claro es el último informe del IPCC, que sube de 90% (informe 2007) a 95% la probabilidad de que el hombre sea responsable del cambio climático en una escala de alta certeza. En 1995, el nivel de confianza para esa afirmación era de 50%. En 2001, de 66% y en 2007, de 90%.

Temperatura para 2100

El informe del IPCC dice que de seguir aumentando las emisiones de gases hacia 2100, la temperatura media global podría aumentar en promedio 1°C (rango de 0,3 °C a 1,7 °C) en el mejor de los escenarios, mientras que en el peor, en 3,7 °C, (rango entre 2,6 °C y 4,8 °C).

La nueva proyección reduce la realizada en 2007 por el panel, que establecía que en el peor escenario podría llegarse a los 6,4 °C. ¿Por qué el nuevo informe es distinto? Jorge Carrasco, climatólogo de la Dirección Meteorológica de Chile y parte de los autores del reporte del IPCC, explica que no sólo mejoraron los modelos, que tienen mejor resolución, sino que también hubo un mejoramiento en las proyecciones de las posibles sociedades futuras. “Al hacer proyecciones, hay que imaginarse cómo será la sociedad, el aumento de población, las nuevas tecnologías, si se va a incorporar energías limpias y si se va a llegar a acuerdos o no. Uno de los peores escenarios es seguir en el estado actual, sin cambios, pero en los otros se agregan posibles acuerdos de reducir emisiones, incorporación de energías limpias, etc. Estos escenarios son los que también cambiaron”, dice.

¿Pausa momentánea?

Aunque no aparece citado en el resumen del informe, los científicos abordaron el tema de las reclamaciones de que el calentamiento global se ha “frenado”, ya que las temperaturas globales en los últimos 15 años no han subido a igual ritmo que antes: pasó de una media de 0,12 grados, para el período 1951 a 2012, a 0,05 grados Celsius (1998 a 2012). Esto ha sido un argumento clave presentado por los escépticos.

Pero el IPCC dijo que la variabilidad entre décadas y la evolución en períodos cortos no reflejan la tendencia a largo plazo, y que esta última siguen siendo clara: cada una de las tres últimas décadas ha sido, sucesivamente, más caliente en la superficie de la Tierra que cualquier década anterior desde 1850, constatando un aumento probable de 0,85 °C entre 1880 y 2012.

Maisa Rojas, investigadora del Centro de Clima y Resiliencia de la U. de Chile, y una de las autoras del informe, sostiene: “No hay que olvidar que clima es el promedio de 30 años. Sacar conclusiones de 10 o 15 años no es correcto”.

De acuerdo a la investigadora, esta “pausa” puede explicarse en la redistribución del calor del planeta, que sigue aumentando, pero está siendo absorbido por el mar, por ejemplo. “Por eso uno ve que no han aumentado tanto como se esperaba, aunque igual la última década es la más cálida desde que se tiene registro”. Además, el fenómeno de La Niña ha sido persistente, en los últimos 10 años se ha mantenido y provoca bajas temperaturas. “Es variabilidad interna de la que no sabemos mucho todavía”, indica.

Alza en nivel del mar

Los océanos son grandes reguladores del clima. Y el nivel del mar aumentará entre 40 y 82 centímetros hacia fines de siglo, pero entre 24 y 30 hacia 2065, dice el informe. Eso significa que el fenómeno está ocurriendo más rápido de lo que se pensaba, ya que en el informe anterior, el mejor escenario hablaba de un alza de entre 18 y 38 cm y hasta de 59 cms en el peor.

El calentamiento más fuerte se proyecta para la superficie del océano en el trópico y en regiones subtropicales del Hemisferio Norte. A gran profundidad, el alza de temperatura será más pronunciada en el océano Austral.

Las mejores estimaciones a los 100 metros de profundidad dan 0,6 °C para el caso más optimista, y 2 °C en el peor. A los 1.000 metros, la temperatura aumentaría 0,3 °C, en el escenario optimista, y 0,6 °C en el más extremo.

También se afectará el ciclo del carbono y se incrementará la acidificación del océano. Eso significa que el PH del mar se reduce. En el mejor escenario se proyecta un PH del mar entre 0.06 a 0.07, mientras que en el peor es entre 0.30 y 0.32. Hasta el momento, el PH ya ha disminuido 0.1. Las consecuencias: un océano más ácido matará el fitoplancton, microalgas encargadas de capturar el Co2 de la atmósfera y devolverlo como oxígeno.

Tope de emisiones

Por primera vez, el grupo de científicos identificó un límite de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para que el aumento de la temperatura no supero los 2 °C, punto en el cual las consecuencias ambientales, sociales o económicas en el planeta aún son manejables.

El total de emisiones no debería exceder las 1.000 gigatoneladas de carbono. Hasta ahora, se han emitido 531 gigatoneladas (1841-2011); es decir, resta menos de la mitad.

Maisa Rojas sostiene que, en ese punto, el debate de esta semana contribuyó a cambiar el lenguaje de la propuesta científica. “Para tener una certeza de 66% de que la temperatura no pasará los 2 °C, se debería limitar a 1.000 gigatoneladas las emisiones de CO2, pero si sólo quieres un 30% de posibilidades, puedes llegar a las 2.500 Gt. Eso es dos y media más veces de CO2 en la atmósfera. Ahí probablemente jugaron intereses de países que emiten mucho para dejar esa posibilidad plasmada en el informe”.

Impacto

Fernando Farías, jefe de la Oficina de Cambio Climático del Ministerio del Medio Ambiente, dice que el informe es importante en tres ámbitos: es real, está sucediendo ahora y es causado por acción humana. “Esos tres elementos son los que gatillan que los gobiernos hagan algo contra el cambio. La proyección no afecta mayormente, porque este reporte subió la vara respecto de que es extremadamente probable que el hombre sea el causante. Es un incentivo más para que los países tomen medidas más drásticas”.

Sin embargo, Adam Reed, experto en leyes y políticas de la U. de Colorado en Boulder (Rasei), indica: “Es profundamente poco probable que el último informe del IPCC, o la declaración de un umbral de emisiones específicas recomendadas, tenga un impacto apreciable en la situación política frente a la mitigación del cambio climático”. La razón: la competencia entre los países por los recursos y el PIB. “No están dispuestos a sacrificar esos objetivos por el bien de la comunidad internacional”.

Reed agrega que el reporte ayuda a proporcionar a los países un mejor sentido sobre las medidas de adaptación necesarias, ya que el clima sigue cambiando, pero que regiones altamente contaminantes como China, Europa y los EE.UU. seguirán aplicando medidas simbólicas que no alcanzan la acción necesaria: “Carecen del apoyo político para adoptar medidas completas. Es posible que no veamos otro protocolo internacional sobre el cambio climático si estos grandes jugadores deciden no involucrar al resto del mundo, como ahora parece ser la tendencia”, dice.

De acuerdo a Reed, ni aunque los pronósticos sean aún más certeros se resolverá la crisis climática. “Las sociedades, las comunidades y los individuos tienen que cambiar a nivel fundamental para resolver el problema”.

Rajendra Pachauri, presidente del IPCC, coincide: “Nuestro trabajo es presentar conclusiones científicas. En el informe reafirmamos la urgencia de reducir las emisiones. Espero que este sea el mensaje que el mundo saque”.

SI NO ACTUAMOS MORIREMOS MUCHOS EN LA RULETA GENETICA