Sitio destinado al encuentro y unión, para obtener un ámbito de comunicación, difusión, debate y fomento para el desarrollo de la apicultura. Apicultura Uruguay.

Suscribete a Apicultura Uruguay y recibe las noticias en tu correo

Búsqueda de artículos:

ASAMBLEA NACIONAL DE APICULTORES URUGAUY 19 DE NOVIEMBRE 2016

sábado, 20 de abril de 2013

Si no se draga el Santa Lucía se puede afectar suministro de agua


Empresa realizó estudios previos y señaló la necesidad de sacar 2,5 millones de metros cúbicos de arena; hay tramos del río donde hay 30 centímetros de agua

 El Municipio de Aguas Corrientes impulsa el dragado del río Santa Lucía para aumentar su cauce y eliminar material contaminante vertido por OSE. Una empresa analizó el terreno y advirtió que urge una extracción de arena que evite la disminución progresiva del caudal para que no se corte el suministro de agua a Montevideo.

La idea original era la extracción de más de 2,5 millones de metros cúbicos de arena desde Aguas Corrientes hasta la desembocadura del Río de la Plata en una maniobra que se conoce como dragado de mantenimiento. Esto permitiría que el curso de agua recupere navegabilidad, dado que en algunos tramos solo hay 30 centímetros de agua y el promedio es de 60 centímetros. La profundidad media era de 1,50 metros en 1974.

Sin embargo, esto no es suficiente. Los estudios previos que realizó la empresa concesionaria Lidkor SA determinaron que el río Santa Lucía necesita también un dragado de saneamiento, más profundo, más costoso y más prolongado (de entre 15 y 20 años), debido a la alta concentración de barros vertidos por OSE (en especial cerca de la represa) y otros residuos industriales y domésticos. 

“El gobierno tiene que encarar un dragado en serio, pero ya no para que puedan navegar los barquitos, sino para evitar la catástrofe de que en 5 años se corte el suministro de agua a Montevideo”, dijo a El Observador una fuente de la compañía.

El técnico, quien prefirió no dar su nombre, explicó que cabe esperar que el caudal del Santa Lucía siga bajando si no se procede con el dragado. “Se está empozando. Hay pequeños embalses en los que el río no tiene fuerza para correr”, apuntó. 

El alcalde de Aguas Corrientes, Álvaro Alfonso, informó a El Observador que a lo largo de su recorrido se constaron seis “tapones” por bancos de lodos y por obstaculización de desperdicios, que se agravan por acción de la época de sequía.

El problema que conllevan estos “tapones” es que, al no haber caudal suficiente aguas arriba, la planta de Aguas Corrientes debe rebombear de aguas abajo de la represa. Al hacerlo toma el agua de su vertedero: donde vuelca los barros productos del descarte del proceso de potabilización y cuyos componentes son, entre otros, cloro, sulfato de aluminio, bauxita, ácido sulfúrico, polímero y carbón activado. 

Estos barros son una materia negra, de textura gelatinosa, que se queda adherida a la arena y a las rocas con varios centímetros de espesor y son visibles hasta Las Brujas, una localidad ubicada a 45 kilómetros aguas abajo.

“Lo que dijo (Eleuterio Fernández) Huidobro es la verdad. Dentro de 5 años no tendremos más agua en Montevideo si no se draga el río Santa Lucía. Como viene la cosa, se va cortando el flujo del agua”, agregó el técnico. El ministro de Defensa había expresado que el país necesita un “plan B” para obtener agua potable debido a que una afectación de Aguas Corrientes por algas tóxicas, sería “la catástrofe más grande imaginable que pueda ocurrir”.

La empresa está esperando que el LATU entregue los resultados de un análisis microbiológico del agua y del lecho del río Santa Lucía, que “tiene dormido” desde hace semanas.

El Municipio de Aguas Corrientes había acordado con la empresa que esta podía vender la arena si se hacía cargo del dragado, debido a que desde el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) se respondió que no había rubro para costearlo. No obstante, la ecuación no le cerraba a la empresa. Este negocio solo le permitía ganar $ 4 por metro cúbico de arena, debido a que se vende en el mercado por $ 100, pero el costo de la extracción es de $ 96. Por ejemplo, se debía alquilar un predio como depósito que no bajaba de $ 25 mil por mes. 

Al mismo tiempo, influye en el precio de la venta de arena la mezcla que tiene con elementos contaminantes. “Depende del porcentaje de sulfato de aluminio”, explicó. El técnico indicó que en la zona de desagote de OSE (a 200 metros de las tomas secundarias) el material que se puede extraer es casi “en 100%” sulfato de aluminio y el destino que se le puede dar es un relleno sanitario. “Allí no hay ni peces. Esto lo está haciendo OSE”, criticó. Otras composiciones de arena y residuos químicos pueden ser utilizadas por los albañiles para mezcla y ladrillos, pero deben ser descartadas para filtros o tamices.

La Dinama envió un “apercibimiento” a OSE por el vertido de barros en 2006 pero, desde ese entonces, no hubo ni una multa ni un intento de solucionar el problema.

Sanción de Dinama por limpieza
La Dinama sancionó a la empresa de dragado, aunque todavía no le notificó la multa, por una limpieza que realizó en la playa de Aguas Corrientes a pedido del alcalde. Se le pidió la remoción de una capa de dos centímetros de arena que estaba cubierta de barro y residuos. Dos concejales, Álvaro Germano y Amado Torino, denunciaron la tarea ante la Dinama con el argumento de la que playa había quedado inutilizable. Desde la oficina se dijo que se había “depredado la playa”, dijo el alcalde Álvaro Alfonso pero nada se ha expresado a propósito de los vertidos de OSE que se viene denunciando desde 2010, objetó. Un cabildo abierto resolvió enviar al Ministerio de Vivienda (Mvotma) una nota calificando de “improcedente” la respuesta de la Dinama, pero no se ha tenido respuesta.
Ante la suspensión de las tareas de la empresa, Germano solicitó a la Dirección Nacional de Hidrografía el permiso para dragar desde el camping de Aguas Corrientes hasta la represa (2 kilómetros)

SI NO ACTUAMOS MORIREMOS MUCHOS EN LA RULETA GENETICA