Sitio destinado al encuentro y unión, para obtener un ámbito de comunicación, difusión, debate y fomento para el desarrollo de la apicultura. Apicultura Uruguay.

Suscribete a Apicultura Uruguay y recibe las noticias en tu correo

Búsqueda de artículos:

ASAMBLEA NACIONAL DE APICULTORES URUGAUY 19 DE NOVIEMBRE 2016

martes, 22 de enero de 2013

El sector apícola es“el más desplazado del desarrollo agrícola en Uruguay


“El peor año de la apicultura” en últimas cuatro décadas

Rurales | 18 Ene 

El directivo de Calapis e integrante de la Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR), Amado Ferraris, dijo a EL TELEGRAFO que en numerosas actividades que se realizan en todo el país los productores apícolas “han dicho que atravesamos el peor año para la apicultura en Uruguay desde hace 40 años”.
El dirigente sanducero recordó que hace poco se efectuó una reunión en Tacuarembó “y un apicultor nos decía que en 40 años nunca tuvo un año tan malo como el 2012; otro apicultor que siempre trabajó en montes forestales me dijo que nunca tuvo un año tan malo, al igual que lo comentado por otro del departamento de Maldonado”.


Ferraris entiende que la apicultura “es muy riesgosa y tiene varias puntas”. 
A la salida del invierno “decíamos que las colmenas estaban bien: las habíamos tratado correctamente, que las habíamos curado y tenían buenas reservas. Además había llovido bien y contábamos con buena humedad en el suelo, con buena floración que lo convertía en un año esperanzador, pero se revirtió la situación totalmente desde setiembre en adelante cuando empezó a llover”.
“Si bien veíamos muchas especies florecidas y pasturas, de miel nada”, dijo. Acotó quer “la colmena ahí se comió la reserva que tenía y los apicultores también nos comimos las reservas que teníamos en los bolsillos para poder seguir trabajando”.
Estaba previsto que a fines de noviembre y principios de diciembre salieran los primeros tambores, “pero hoy por hoy es muy escaso lo obtenido y difícil que los apicultores hayan podido sacar un tanque, y hubo que revolver varios apiarios para no volver sin nada del viaje realizado para obtener miel”.
A esto se suma la problemática que desde hace años afecta al sector, que son las aplicaciones que se realizan sobre los cultivos. Ferraris explicó que la soja “requiere de muchas aplicaciones, generalmente una por semana, la cual mata muchos insectos y precisamente la abeja es el insecto más sensible de todos. Si bien ultimamente no tuvimos denuncia de mortandad total de apiarios, si es claro el gradual achique en los mismos.
Se mostró sumamente preocupado porque “hay poca abeja y poca comida, y por lo tanto no se puede producir”.


desplazado
Aseveró que el sector apícola es “el más desplazado del desarrollo agrícola en Uruguay”. En el último consejo de la CNFR “le manifestamos esto al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre”.
Recordó que en el 2011-2012 “la miel estaba a un promedio de U$S 2,15, con un dólar a 19 pesos y el litro de gasoil a U$S 2. Las distancias son más largas y eso hace muy difícil la rentabilidad del rubro”, dijo. 
Desde el año 2007 en adelante “han desaparecido más del 50% de productores de menos de 50 colmenas, por lo que los productores chicos han dejado la actividad y los que están en actividad actualmente están sobreviviendo con lo que pueden”.
Ferraris sostuvo que este año “será muy complicado y difícil de salir, por lo que estamos apuntando a lo que va quedando, que es la forestación. Si viene una buena floración de eucaliptos puede ser que cosechemos algo, si no tendremos que hacer la plancha y esperar a ver qué sucede el año que viene”.


Revertir situación
“Trabajamos permanentemen te para revertir esto”, aseveró. La CNFR participa del Grupo Asesor de Fitosanitarios de Abejas (GAFA) que funciona dentro de los Servicios Agrícolas del MGAP, siendo el representante Arturo Termezana.
Ferraris indicó que “pretendemos que se declare a la abeja como especie protegida. Hay una cantidad de especies protegidas en Uruguay como son la mulita, la perdiz, el carpincho, pero sin embargo mueren todos los días por aplicaciones de los cultivos”.


“Los apicultores no pedimos que nos regalen nada, solo pretendemos vivir de nuestro trabajo. La apicultura tiene una organización mundial y la abeja tiene un riesgo mundial de de saparición, así que hay que hacer algo”. Finalizó diciendo que “sin abeja no hay comida. Es el único polinizador natural que poliniza a cualquier flor y hay que salvarla de su extinción”.


Fuente: http://www.eltelegrafo.com

SI NO ACTUAMOS MORIREMOS MUCHOS EN LA RULETA GENETICA